El Renault Fluence comienza a despedirse, el Megane 4 podría ser su reemplazo

Renault Brasil anunció que ya no venderá el Fluence en ese mercado. Este vehículo es comercializado y producido por R-Samsung Motors en Corea del Sur como Samsung SM3, marca perteneciente al Grupo Renault.

El 4 de junio de 2004, Renault presentó el Renault Fluence Concept Car en el Louis Vuitton Car Elegance Classic en Inglaterra y también en el Mondial de l’Automobile de 2004.

La producción del Fluence cruzó el Océano Atlántico en 2010 y se instaló también en la Argentina en donde, previo a una inversión de 500 millones de dólares, Renault dispuso la fabricación de este modelo en la mítica planta que la firma francesa posee en el Barrio Santa Isabel de la Ciudad de Córdoba. El modelo fue presentado de manera simultánea en todo el país el día 24 de noviembre de 2010.

En este país, el Fluence se fabricó en un comienzo con dos opciones de motorización: un motor a gasolina manufacturado por Renault España de 1598 cm3 y otro de igual combustible -de procedencia Nissan- de 1997 cm3. Ambos poseen 16 válvulas.8​ El primero es el conocido K4M y complementado con una caja manual de 5 velocidades, mientras que el segundo (M4R) presenta dos opciones de transmisión: una caja manual de 6 velocidades y una caja automática CVT, también de 6 marchas. Recién en el 2012 hace su llegada la versión “Turbo” de 180 CV (motor 2.0L F4R) fabricado en la Argentina de forma exclusiva.

Era el principal destino de exportación del sedán del Segmento C (compacto), fabricado en la planta cordobesa de Santa Isabel. De esta manera, el Fluence comienza su lenta retirada: proveedores de Renault Argentina informaron que, hasta ahora, no están recibiendo pedidos de piezas para seguir fabricando este modelo en 2018.

El motivo del cese de la comercialización en Brasil es que la filial de ese país decidió concentrarse en la oferta de crossovers y monovolúmenes.

“El público de ese segmento no está más interesado en hatchbacks y sedanes”, dijo Ricardo Gondo, director de Ventas y Marketing de Renault Brasil. “Ellos quieren SUVs. Y por eso vamos a apostar por la Captur y la Duster. Tenemos dos modelos para ofrecer en esa gama de precios, algo que ninguna otra marca posee”, agregó.

Gondo aclaró que en Brasil, los usuarios de sedanes se sienten muy identificados con los dos modelos que lideran l segmento: Toyota Corolla y Honda Civic.

El ejecutivo brasileño marcó una diferencia con el gusto del público argentino: “En Argentina, el mercado de sedanes todavía es fuerte, entonces todavía estamos estudiando la llegada de un posible sustituto, probablemente el propio Mégane”, agregó.

Sin embargo, Gondo se negó a brindar datos sobre fechas de lanzamientos o posibles nuevas inversiones para reemplazar al Fluence en Santa Isabel. Por el momento, los únicos dos proyectos que tiene esa planta son los de producir las pick-ups (Renault Alaskan, Nissan Frontier y Mercedes-Benz Clase X) y el Proyecto Dacia Kangoo.

En otros mercados, el Fluence cesó su comercialización hace más de un año. Fue reemplazado por el nuevo Mégane Sedán Su nombre es Mégane Sedán, en Reino Unido Mégane Grand Coupé. En su cuarta generación, el hatchback de Renault para el Segmento C (compacto) vuelve a ofrecer una versión con carrocería de tres volúmenes. Es una costumbre que se había perdido desde el Mégane II Sedán producido en Brasil.

Es que, con la tercera generación del Mégane, Renault inició la tendencia de ofrecer en la Argentina modelos derivados de Dacia y desarrollados para los llamados “mercados emergentes”.

Así fue como llegó a nuestro mercado el Fluence, que tuvo escasa presencia en Europa.

La plataforma es la conocida del Mégane IV, que por el momento no llegó a la Argentina. El sedán tiene un baúl de 508 litros y comparte motorizaciones ya conocidas del hatchback: nafteras y turbodiesel, de entre 90 y 130 caballos de potencia, con cajas automáticas de hasta siete velocidades.

La llegada del Mégane Sedán a la Argentina todavía no está confirmada. Pero debería ser el camino lógico si Renault deseara, en algún momento, volver a ofrecer en nuestro mercado los mismos modelos que alguna vez compartió con Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*